Pasar al contenido principal

Programa de prevención de comportamientos de riesgo. Hirusta.

Atención a adolescentes

Hirusta es un programa especializado de prevención de comportamientos de riesgo en la adolescencia con más de 25 años de recorrido. El objetivo del programa Hirusta es ofrecer un espacio de orientación y apoyo psicosocial para adolescentes de 12 a 21 años y sus familias, que permita abordar posibles problemas y conductas de riesgo identificadas, de forma que no deriven en problemáticas más graves a futuro.

GIZAKIA - Adolescentes Hirusta

¿Qué es Hirusta?

El programa Hirusta de Gizakia lleva trabajando desde 1996 con población adolescente y joven de Bizkaia y sus familias, ayudando a comprender y afrontar las conductas de riesgo, mejorando los cauces de comunicación y relación, de modo que estas disminuyan reduciéndose también la conflictiva familiar, escolar, social y personal. Y todo ello de una manera totalmente adaptada a la realidad individual y familiar de la persona por la que se consulta, trabajando si es necesario en paralelo con el/la joven y su familia.

En la adolescencia, muchos de los aspectos construidos durante la infancia empiezan a ser cuestionados y, en ocasiones, aparecen conductas que pueden generar inquietud e incluso llegar a ser problemáticas. Ante estas nuevas situaciones, es importante poder tener un espacio de contrate, profesional, en el que poder hablar de las dudas o temores que preocupan tanto a los/as adolescentes como a sus familias.

¿Qué son las conductas de riesgo?

Aquellas que, si se producen de manera habitual, pueden derivar en consecuencias negativas y al mismo tiempo generar preocupación en el entorno (familia, amigos, escuela, etc.). Algunas de ellas pueden ser más alarmantes y otras, en cambio, más invisibles. Los factores a considerar tienen que ver con:

  • La precocidad de las mismas.
  • La intensidad o gravedad de las mismas.
  • La dificultad para afrontar y/o gestionar la relación con el/la adolescente que ejerce estas conductas.

     

    Entre las conductas con las que habitualmente trabajamos destacan:

    ¿A quién va dirigido?

    Jóvenes de entre 12 y 21 años

    Chicas y chicos de 12 a 21 años de edad que presenten conductas de riesgo y/o que quieran tener un espacio de confianza donde poder abordar temas que les puedan preocupar.

    En el caso de menores de edad, es indispensable hacer una valoración inicial con los padres o tutores legales. Para mayores de edad (18 a 21 años) se puede acudir solo o acompañado de madre y padre.

    Madres, padres o tutores legales

    Padres y madres o tutores legales de chicas y chicos de 12 a 21 años de edad preocupados por las conductas de sus hijos o hijas, que se manifiesten en dificultades o conductas de riesgo.

    GIZAKIA - Jóvenes divirtiéndose

    ¿En qué consiste el programa?

    El proyecto se propone abordar, a través una intervención integral, cercana, personalizada y participativa, la problemática de las conductas de riesgo incidiendo en las dimensiones individual, familiar y social. Para ello se trabaja directamente tanto con el/la adolescente, como con sus padres/madres, a través de intervenciones de carácter psicosocial y terapéutico.

    El apoyo psicosocial busca promover el bienestar, la mejora de las relaciones en el contexto familiar y en los grupos de iguales. Y como intervención proactiva y preventiva busca mejorar las habilidades y competencias tanto de los/las adolescentes como de las madres y los padres para que puedan comprender mejor su situación y buscar soluciones más adecuadas.

    ¿Cómo es el tratamiento?

    La intervención consta de dos fases de trabajo:

    1. Valoración: que se desarrolla en un máximo de 4 sesiones individuales y que breve para los casos menos complicados permite ofrecer orientación y una primera intervención. Los restantes casos finalizarán esta fase con una valoración y una propuesta de plan de intervención consensuado.
    2. Intervención psicosocial: Que a su vez puede ser individual y/o grupal y que se puede extender por un período de entre 3 y 9 meses, realizándose revisiones periódicas de los objetivos marcados. A partir de esta revisión, puede acordarse el alta, continuar la relación en base al plan definido o incluso establecer algún objetivo nuevo que incorporar al plan.

    El programa se desarrolla en modalidad de atención ambulatoria, es decir, a través de citas semanales o quincenales, según se acuerde en el plan de intervención. 

    El equipo de Hirusta se marca como objetivo trabajar de forma coordinada con otros/as profesionales que puedan estar en contacto con el caso (sean del ámbito educativo, social o sanitario), para mejorar la situación individual y familiar. 

    ¿Dónde se realiza el programa?

    Este programa se desarrolla en el centro de Sarriko de la Fundación Gizakia, destinado en exclusiva para la atención a adolescentes y a sus familias. Está ubicado en la Avenida Lehendakari Aguirre No. 133, Bajo. Bilbao. 48015. 

    GIZAKIA - Sede Sarriko entrada

    Sede Lehendakari Aguirre

    Ubicación

    Avenida Lehendakari Aguirre 133. Bajo. Bilbao. 48015.

    Teléfono

    94 447 10 33

    Profesionales de referencia

    Financiadores principales

    Otros colaboradores

    Preguntas frecuentes

    Cuando algo está preocupando en casa y se desea orientación y opinión profesional sobre ello, o cuando a pesar de los intentos no se obtienen los resultados esperados y se siente que se necesita ayuda.

    La aparición y cristalización de los problemas no suelen deberse a una única causa, sino que son de origen múltiple. Esto quiere decir que son varios los aspectos que interfieren y determinan su formación y curso. Por ello, realizar un abordaje que contemple los elementos que mayor peso tengan sobre el adolescente es importante.

    El objetivo es que las madres y padres puedan conocer acerca del problema y el curso de éste, así como involucrarse de manera satisfactoria para su remisión y trabajar sus propios recursos a fin de movilizarlos a favor de un cambio en positivo. La familia puede ayudar mucho.

    Las citas de valoración las pueden pedir tanto jóvenes con problemas a partir de los 18 años, como padres/madres con hijos/as adolescentes entre 12 y 21 años con comportamientos de riesgo.

    En el caso de menores de edad, para poder intervenir se necesita el consentimiento de quienes ostenten la patria potestad, por lo que se contactaría con ellos/as para realizar una exploración/valoración de la situación y, con su consentimiento, poder citar a la persona menor de edad.

    Siempre trabajamos para facilitar que el/la adolescente acuda. En los casos en los que no desea acudir, valoramos la posibilidad de continuar el trabajo con las familias y trabajar técnicas de acercamiento al joven o a la joven.

    La valoración se realiza en un máximo de 4 sesiones y el tratamiento tiene una duración media estimada de entre 3 y 9 meses. No obstante, la duración depende de cada caso y de las casuísticas que afecten al curso del mismo. Pero trabajamos con el objetivo de conseguir los mayores cambios en el menor lapso de tiempo posible.

    Gizakia ofrece diversas alternativas de tratamiento que incluyen programas subvencionados (100% gratuitos) y servicios de pago en los que, en todo caso, la valoración inicial será gratuita.

    En este caso la atención está 100% subvencionada, siempre que se cumplan las condiciones del tratamiento, únicamente limitada a disponibilidad de plazas en cada momento.

    Programas y servicios asociados

    Sí, tiene solución. Descubre cómo podemos ayudarte.

    "Siempre hay alguien para ayudarte cuando tienes dudas."

    J.J. 16 años

    "El equipo de Gizakia entiende mi situación. Un contrato marca mucho la diferencia y aquí me ayudan a conseguirlo"

    K.I. 35 años
    GIZAKIA - Sí, tiene solución

    Sí, tiene solución

    ¿Tú o alguien de tu entorno sufre algún problema con el que os podemos ayudar? Si se trata de algún problema relacionado con adicciones, con la búsqueda de empleo o con hijos o hijas adolescentes, ponte en contacto con Gizakia, contamos con profesionales que pueden acompañarte.

    Podemos ayudarte